Únete a nuestro club de altos directivos

Suscribete para recibir consejos GRATIS para maximizar la rentabilidad de tu empresa

Calidad laboral y productividad

Calidad laboral y productividad

17-sep-2015 18:02:49

Cuando las actividades de trabajo invaden nuestro tiempo libre estamos en riesgo de experimentar trastornos físicos y emocionales. Sin embargo, es posible evitar vivir una situación de estrés y sobrecarga laboral. Es importante prestar a atención a la calidad laboral para trabajar en un contexto agradable que contribuya a la productividad.

Una forma de hacer esto es incluir en nuestra rutina hábitos que nos permitan realizar actividades de una manera más confortable y eficiente, evitando el estrés y la sobrecarga de trabajo.

La calidad laboral determina la productividad

La calidad laboral determina directamente la productividad de los colaboradores de la empresa, como detalla este artículo de El Blog Salmón. Es decir, la productividad depende de la motivación, satisfacción y felicidad con la que los colaboradores desarrollen su trabajo día tras día. El exceso de trabajo, como jornadas laborales mayores a ocho horas, no sólo implica riesgos en la salud y bienestar del trabajador, si no que su capacidad y motivación pueden reducirse notablemente.

De esta forma, la productividad está determinada por la seguridad y flexibilidad con que el trabajador desarrolle planes para equilibrar el trabajo con su vida personal. Un trabajador tranquilo y con buena actitud que esté en un contexto de calidad laboral positiva en el cual pueda desarrollar sus competencias y creatividad, está mejor preparado para afrontar todos los desafíos que se presenten, en vez de caer en graves consecuencias físicas y emocionales.

Recomendaciones para mejorar la productividad

Priorizar tareas

El establecer prioridades en el día te ayuda a administrar bien tu tiempo. Por ejemplo, puedes empezar por la tarea más compleja de manera que al terminarla te sientas satisfecho y motivado. O por el contrario, realizar primero las tareas pequeñas para continuar con más seguridad y empeño.

Levantarse temprano

Despertar temprano ayuda a mejorar la rutina. Dedicar tiempo a la relajación antes de llegar al trabajo contribuye a tener un buen día. Por ejemplo: un buen desayuno, meditación o algún tipo de lectura te ayudan aumentar la creatividad, la concentración y a mantener una mentalidad positiva.

Ser proactivo

Tomarte el tiempo para anticipar las órdenes de tus jefes te ayuda a estar preparado y evitar el estrés ante cualquier eventualidad. Incluso es posible que te sobre tiempo para dedicarte un momento libre. También puede evitar los males del micromanagement.

Cuidar la salud

Cuidar de la salud es fundamental para evitar el estrés y para mantener el equilibrio laboral y personal. Puedes, por ejemplo, realizar caminatas diarias para despejar la mente pues el cambio de ambiente puede influir positivamente en el día.

Hacer una cosa a la vez

Para la mayoría de las personas atender más de una actividad a la vez aumenta el nivel de estrés y disminuye la calidad de desempeño. Por lo tanto, realizar una sola actividad ayuda a terminar en menos tiempo y a obtener mejores resultados.

Es  importante tener en mente que a partir de la implementación de determinadas estrategias clave que desarrollamos una visión dirigida a las metas existentes y futuras de la empresa, y por ende a un desempeño más efectivo y satisfactorio. 

Deja un comentario

Entradas recientes

Mide tu clima organizacional aquí