Vuélvete un experto en la gestión de Recursos Humanos.

Suscríbete para recibir los mejores consejos para mejorar la productividad laboral en tu empresa y llévala al éxito.

Cómo ser una de las empresas con mejor clima laboral

Cómo ser una de las empresas con mejor clima laboral

04-nov-2019 12:00:00

Tenemos varios artículos acerca del clima laboral, su importancia y los beneficios que le trae a tu empresa cuando este se encuentra en buenas condiciones. El clima laboral es quizá una de las áreas que más merece atención y que muchas veces se da por sentado. Es por ello que en esta ocasión queremos compartirte a ti como líder, empresario o jefe de una empresa algunos consejos e ideas de cómo conseguir el mejor clima laboral que se pueda comparar con el de las grandes marcas del mundo.

Tener un clima laboral positivo no requiere de mucho y, al contrario, te traerá muchísimas cosas buenas con tan sólo unos pocos cambios o ajustes a tu estrategia interna. Lee con atención y detecta qué es lo que más le hace falta a tu empresa para poder trabajar en mejorar el clima laboral ¡ahora mismo!

Cómo ser una de las empresas con mejor clima laboral

Líderes involucrados.

Los líderes deben ser el ejemplo de lo que esperan y desean ver de los empleados. Si los líderes no muestran interés o compromiso con la empresa y sus trabajadores, estos probablemente tampoco lo hagan y el ambiente laboral se vuelva desmotivado y poco productivo. Un líder involucrado, que se muestre abierto, que realmente escuche las opiniones de sus empleados y sea un ejemplo de conducta y trabajo para todos sus subordinados es necesario para fomentar y mantener un clima laboral positivo en el que los trabajadores se sientan cómodos e identificados.

Ambiente de confianza

En cualquier lugar de trabajo una de las prioridades es que los empleados se sientan en plena confianza tanto con sus compañeros como con sus superiores. Esto se logra con sinceridad y apertura por parte de los líderes para que los trabajadores se sientan involucrados y valorados; un canal para fomentar esta honestidad son las juntas periódicas, pueden ser semanales, mensuales o cada ciertos meses dependiendo de las necesidades de la empresa o del equipo de trabajo. Estas juntas deben servir para comunicarse abiertamente, anunciar cambios o novedades en la empresa, y en general practicar la transparencia absoluta. Trabajar en un lugar donde sabes que existe plena confianza y honestidad ayuda a sentirse bien en el trabajo y en consecuencia mejorar el clima laboral con los compañeros y los líderes. Tampoco olvides que tú también debes confiar en tus empleados, ya que si no es recíproco no funciona. No dudes de sus habilidades ni los trates como niños, son profesionales capacitados que buscan lo mismo que tú: hacer crecer y mejorar a la empresa.

Política de puertas abiertas

Nada empeora más un clima laboral que cuando un trabajador se encuentra con un problema que le afecta en su labor o su relación con sus compañeros pero teme mencionarlo con un jefe o superior por miedo a ser ignorado o sancionado. Como líderes es mejor tener una política de puertas abiertas donde los empleados están seguros de que pueden pedir una reunión con un jefe para expresar sus dudas y molestias y será escuchado y comprendido. Los líderes deben dejar atrás el ego y la soberbia y presentar esta actitud de completa apertura para poder tener retroalimentación de los trabajadores y saber lo que se está haciendo bien y lo que se está haciendo mal. Utilizada de manera óptima, esta política ayuda a prevenir problemas internos al mismo tiempo que fortalece las relaciones tanto vertical como horizontalmente dentro de la empresa, mejorando así los lazos, el sentido de pertenencia y el ambiente laboral.

Favorecer la formación continua

Un trabajador que se siente estancado, aburrido y sin retos fácilmente se desmotiva y comienza a contagiar a su equipo de energías negativas. Para evitar esto, se recomienda ofrecer a los empleados preparación constante, es decir, cada cierto tiempo ofrecer talleres, cursos o incluso diplomados para que ellos continúen formándose, aprendiendo y evolucionando sus conocimientos y habilidades. Gracias a esta constante renovación y aprendizaje, los empleados evitan sentirse en un ambiente monótono que no los pone a prueba ni los hace avanzar o mejorar en su área, sintiéndose más productivos y capaces de realizar sus funciones. Los trabajadores contentos y cómodos con sus obligaciones y qué tanto se sienten retados por ellas influyen mucho en el clima laboral colectivo, creando un ambiente de constante competitividad sana y, sobre todo, crecimiento colectivo.

Recompensas por buen trabajo

Mejorar la motivación siempre ayuda a fortalecer el clima laboral de manera positiva. Hay muchas maneras de motivar a los empleados, pero la más frecuentemente usada por su efectividad es el sistema de recompensas. Cuando un empleado excede las expectativas o tiene un logro importante o simplemente hace muy bien su trabajo lo ideal es reconocerlo, de preferencia en presencia de los otros colaboradores, esto no con la intención de crear rivalidades sino de motivar a todos a dar lo mejor de sí mismos. Un empleado que se siente valioso, reconocido y apreciado es un empleado que siempre se sentirá a gusto de trabajar en tu empresa, por lo que busca que todos los trabajadores se sientan de esta manera. Recompensa a tus trabajadores por su esfuerzo y ellos mantendrán el clima laboral positivo y motivado.

Canales de comunicación

Quizá la parte más importante para promover un excelente clima laboral es poner a disposición de los empleados diferentes canales de comunicación. Tanto las juntas como los correos electrónicos funcionan como canales de comunicación donde se comparte información y opiniones acerca de la empresa y su funcionamiento. Sin embargo no son los únicos y como líder debes encontrar el que tus empleados consideren más conveniente y utilizarlo. Puede ser un grupo de mensajes de texto o una aplicación laboral donde mandarse archivos y mensajes importantes. Sea el canal que sea, no olvides la importancia de la retroalimentación, ya que sin ella la comunicación queda incompleta. Tener canales de comunicación eficientes y funcionales promueve el acercamiento entre los trabajadores, reduce el estrés de no saber cómo ponerse en contacto con alguien dentro de la empresa que no está fácilmente disponible, y sobre todo, con un canal de comunicación efectivo se pueden prevenir y solucionar problemas internos, arreglando y mejorando de esa manera el ambiente laboral entre los trabajadores y jefes.

Nuevo llamado a la acción
Deja un comentario

Entradas recientes

Mide tu clima organizacional aquí