Vuélvete un experto en la gestión de Recursos Humanos.

Recibe los mejores consejos para mejorar la productividad y satisfacción laboral en tu empresa y llévala al éxito.

Cómo lidiar con los empleados apáticos

Cómo lidiar con los empleados apáticos

16-ene-2019 15:00:00

La labor de los encargados de recursos humanos es una de las más satisfactorias para aquellos que les gusta el trato con las personas y la resolución de problemas, sin embargo, también pueden haber ocasiones en que nos topemos con cosas que nos frustren de gran manera.

Una de estas ocasiones en las que un encargado de RH puede enfrentarse a esto, es cuando nos toca lidiar con empleados apáticos. La frustración surge de los grandes esfuerzos que solo nosotros sabemos que conlleva la realización de actividades de integración, talleres y convivios en un espacio de trabajo, todo para encontrarnos con uno o varios empleados que no quieren formar parte de la actividad o se dedican a criticarla.

Aunque podríamos hacer caso omiso de esos casos puntuales y continuar con nuestra labor, la verdad es que estas personas pueden llegar a afectar al resto de nuestro equipo de trabajo. Si bien puede ser que cumplan con sus obligaciones laborales en tiempo y forma, su actitud y falta de participación puede repercutir directamente en el clima laboral de la empresa y contagiarse a otros miembros de nuestro equipo de trabajo.

Dicho de otra forma, estas personas actúan como un virus que se puede expandir por el resto de la empresa y provocar un mal clima laboral general.

Qué hacer con los empleados antipáticos

Como mencionamos anteriormente, no podemos simplemente deshacernos de estos empleados porque tengan una mala actitud, es más, no debe ser este tampoco nuestro primer pensamiento para buscar soluciones, algunas de las acciones por las que puedes optar al detectar la apatía en el espacio de trabajo son las siguientes:

Pregúntale al empleado si hay algún problema

En muchos casos, este tipo de actitudes no surgen de la nada, sobre todo si vemos un cambio respecto a su comportamiento anteriormente. Vale la pena empezar por acercarnos al empleado y preguntarle si está teniendo algún problema personal o laboral. En muchos casos todo se debe a problemas personales que nos pueden suceder a cualquiera y que con la ayuda necesaria pueden ser solucionados. Como encargado de RH lo mejor sería sugerirle que visite a alguien que le pueda ayudar con su problema o hacerlo nosotros mismos si estamos calificados.

Aségurate de encontrar la raíz del problema

En una organización la fuerza de trabajo no es uniforme, se trata de seres humanos con diferentes gustos, necesidades y percepciones. A partir de tu acercamiento con el empleado, aprovecha para preguntar no solo si él o ella está teniendo algún problema, sino también, sobre su percepción sobre el trabajo de sus superiores o compañeros de trabajo; a lo mejor su actitud se debe a que no se siente lo suficientemente valorado en la empresa, o hay algún problema en su departamento del que no te has enterado y hay que tomar cartas en el asunto.

Hazle saber que su actitud afecta a los demás

Finalmente, descartando los aspectos anteriores, es posible que su falta de participación se deba simplemente a su personalidad, en ese caso, hazle saber al empleado qué es lo que te ha llamado la atención de su comportamiento y de qué manera afecta indirectamente al resto del equipo de trabajo, te sorprendería la cantidad de casos en las que las personas no están conscientes del problema.

Mantente siempre atento al clima laboral

Lo que mencionamos anteriormente es solo una de las muestras de lo mucho que abarca el clima laboral, como encargado de RH es muy importante que estés siempre pendiente de ello a través de las herramientas adecuadas, por ello, implementar Clima Organizacional en tu empresa puede ser una excelente forma de prever este tipo de problema y muchos más.

Nuevo llamado a la acción
Deja un comentario

Entradas recientes

New Call-to-action